a mi padre, que murió soñando con un mundo más justo

jueves, 27 de mayo de 2010

yo no soy funcionario





Hoy había previsto otro tema para una nueva entrada, pero esta mañana los alumnos me han recordado que el día 8 de junio hay una huelga de funcionarios en defensa de sus sueldos y han supuesto que yo la secundaré. Pero yo no haré esa huelga y la razón es sencilla: yo no soy funcionario. Técnicamente lo soy, todos los profesores de la enseñanza pública lo son, pero uno no es solo lo que técnicamente es, sino lo que se siente.

Yo me siento un obrero, no defiendo castas privilegiadas que no valoran sus ventajas y su seguridad y que claman sin descanso como plañideras frente a las supuestas injusticias que contra ellos se cometen. Tienen algo que vale más que mil sueldos juntos; tienen seguridad y unos derechos sociales y laborales envidiables.

Lo siento, pero esta huelga la miraré desde la ventana, como si la hicieran otros que nada tienen que ver conmigo. No se puede generalizar, pero los trabajadores del Estado no siempre se han caracterizado por su solidaridad. Ahora, el resto de los obreros, entre los que me incluyo, veremos desde la distancia sus gritos revolucionarios de protesta.

Yo he hecho todas las huelgas generales y si hay una próxima, participaré. Lo haré por la defensa de las pensiones mínimas, por las ayudas al desempleo, por la defensa de los derechos sociales. Nunca me he juntado con los “radicales izquierdistas” del CSIF para hacer huelgas de casta por dinero, ni siquiera cuando gobernaba el “innominable”. Eso no significa que no participe en protestas sectoriales, las he hecho contra el deterioro de la enseñanza pública y por la mejora de la convivencia en las aulas, pero no por dinero. La razón es sencilla: yo no soy funcionario.

2 comentarios:

Felipe sanchez Martin dijo...

Me está dando cierto "yuyu", Juan Carlos, esto de coincidir tan de esta manera no debe traer buenos augurios. De cualquier manera, esto de ir contracorriente casi siempre, es cansado pero tiene su encanto. Venga, chaval, que no tod@s son capaces de dar la cara!

Juan Carlos Doncel dijo...

claro que tiene su encanto, compañero